Get Adobe Flash player

Carrito

0 Productos - MXN 0
PAGAR

Usuario/a

Nos visitan

2669115
Hoy
Ayer
Esta sem.
Última sem.
Este mes
Último mes
All
463
278
983
278512
8882
11639
2669115
Tu IP: 54.225.16.10
2017-11-22 16:18

¿Qué es la propiedad? -P. J. Proudhon-

Evaluación:
¿Qué es la propiedad? -P. J. Proudhon-
zoom Ampliar Imagen

¡La propiedad es el robo! se ha convertido en un lugar común entre lxs socialista libertarixs y, en muchos casos, la única referencia a los textos de Pierre-Joseph Proudhon que pueden hacer algunxs. Aún más, pareciera que esta frase fuera lo única de importancia entre los textos de este escritor anarquista. Ahora bien, no pretendo crear un ídolo de este personaje (histórico) y mucho menos convertirlo en la piedra angular del libertarismo, mas bien volver a insertar sus textos dentro de la corriente de pensamiento libertaria, ya que gran parte de la planteado por Proudhon mantiene vigencia en nuestras sociedades y culturas (post)modernas.

La nueva antología Property is Theft! editada por Iain Mckay, principal contribuyente de An Anarchist FAQ, es una excelente herramienta para quienes por alguna razón u otra desean conocer las ideas centrales de la obra teórica de Pierre-Joseph Proudhon. Con aproximadamente 800 páginas de biografía, análisis, fragmentos y textos completos esta reciente compilación impresa es un gran esfuerzo para hacer disponible los textos que avivaron y trasladaron el pensamiento y la filosofía (pre)libertaria al ruedo político-ecónomico actual y a las luchas (algunas de ellas violentas) por la justicia social.

Antes que todo,debo mencionar que la introducción escrita por McKay vale la pena de ser leída y traducida como un texto independiente. En pocas páginas resume las proposiciones de Proudhon haciéndolas accesibles a un amplio rango de lectorxs. Cabe reseñar el apartado en que McKay disipa algunos mitos que se han construído en torno a Proudhon para favorecer la figura de Karl Marx. McKay no se acobarda en señalar que "[t]he core of Marx's critique rested on a massive confusion of commodity production (the market) and capitalism" .

Iain McKay nos recuerda que:

"Another area where Marx’s critique has proven to be lacking was his argument in favour of central planning. Given the actual experience of planned economies, it is amusing to read him suggest that “[i]f the division of labour in a modern factory, were taken as a model to be applied to an entire society, the best organised for the production of wealth would be incontestably that which had but one single master distributing the work, according to a regulation arranged beforehand, to the various members of the community.” In reality, such a centralised system would be, and was, swamped by the task of gathering and processing the information required to plan well. Proudhon’s decentralised system would be the best organised simply because it can access and communicate the necessary information to make informed decisions on what, when and how to produce goods."

Suficiente acerca de esta introducción la cual pueden leer en su totalidad accediendo aquí. Ahora quisiera compartir algunos planteamientos que pueden resultar interesantes al lector que está considerando acrecentar sus conocimientos de las proposiciones libertarias ebozadas por Proudhon embarcándose en la lectura de la antología Property is Theft! (o leyendo alguna traducción de sus textos al español).

Los textos de esta antología han sido organizada en orden cronológico comenzado con fragmentos de su obra más conocida, escrita en 1942, ¿Qué es la propiedad? (y la puede conseguir de forma íntegra y traducida al español en nuestra biblioteca). En este texto Proudhon desarrolla el análisis de la propiedad que aún hoy fundamenta (casi) todo la teoría socialista (post)moderna. De el mismo texto se deriva el respeto por la ocupación-y-uso de la tierra como forma legítima de vivir (en igual-libertad) en oposición de la propiedad privada, según es defendida los (neo)lockeanos. También es uno de los primeros textos en reconocer que es el trabajo asalariado la clave del sistema de explotación obrera actual vinculando dicho sistema de explotación al orden propietario vigente y al Estado como la institución que permite y promueve dicho sistema. Más adelante añadirá a su análisis el asunto monetario y crediticio para dar forma a lo que será su propuesta económica libertaria.

La oposición de Proudhon al socialismo estatista es clara en cada un de sus textos. En La organización del crédito y el intercambio señala que "la organización del trabajo debe ser producto de la libertad individual". Sin embargo, en diversas ocasiones sugiere que la organización del crédito se lleve a través de un Banco Nacional (a partir del Estado?). La idea de este banco sería asegurar el credito mutuo de todxs lxs habitantes de Francia de forma tal que no cobrase intereses ya que todxs lxs franceses serían dueños del banco sin necesidad o deseos de cobrarse intereses a si mismxs. La intención del crédito mutuo es permitir la autogestión obrera sin necesidad de participar en la banca capitalista, ya que serían lxs trabajadorxs mismxs quienes se prestarían lo necesario para auto-emplearse. Además esto sería cónsono con la oposición de Proudhon a la centralización forzada, ya que el crédito mutuo no obliga al trabajador a afiliarse a algún gremio o nacionalisación pero tampoco le impide la libre asociación. Algunxs individualistas estadounidenses adoptarían está idea en lo que llamaríanBancos mutuales y donde el interés solo debía reflejar el costo de operar el banco, reduciéndose virtualmente a cero.

Las prácticas cooperativistas y autogestionarias de ciertos trabajadores llevaron a Proudhon a llamar mutualismo al sistema económico que proponía. Este era el nombre con que se conocía en aquella época al cooperativismo y la autogestión.

Su crítica a la democracia (como Estado representativo) se esparce por diversos textos tales como La Solución al problema social, y en su texto A los patriotas donde señala que "el gobierno nada puede hacer ustedes [ lxs ciudadanxs]"... ..."pero ustedes pueden hacerlo todo por ustedes mismos". En Resistencia a la Revolución propone que "la única forma de organizar un gobierno demócratico es aboliendo el gobierno".

En no pocas ocasiones sus propuestas de liberación social son gradualistas, como en el Manifiesto eleccionario de El Pueblo donde favorece que "las minas, los canales y los trenes sean cedidos a organizaciones obreras organizadas democraticamente y operando bajo la supervisión del Estado, bajo condiciones establecidas por el Estado pero bajo la propia responsabilidad de l[x]s trabajadores". Aún así, más adelante recalca que "el socialismo es lo opuesto al gubernamentalismo". Su posición era que "la nueva sociedad debía ser fundada desde el interior de la vieja".

Precio: MXN 65
Cantidad: 
Comentarios
Copyright MAXXmarketing Webdesigner GmbH
OPEN